jueves, 10 de enero de 2013

Este bizcochuelo lo preparaba mi Tia Mensita para merendar untado con mermelada de guayaba y un buen café con leche, pero es la base para muchos otros postres que mas adelante publicaré.Si quieren un bizcochuelo mas grande o mas pequeño simplemente recuerden esta máxima: por el numero de huevos deben usar siempre el doble de ese numero en cucharadas de azúcar y de harina.Por ejemplo si son 6 huevos, serian 12 cucharadas de harina y 12 cucharadas de azúcar  si son 15 huevos serían 30 cucharadas de azúcar y 30 cucharadas de harina.

 BIZCOCHUELO BASE 

12 Huevos 
24 cdas de harina de trigo leudante 
24 cdas de azúcar 
1 cdita de esencia de vainilla 




Separa los huevos y bate las claras a punto de nieve, aparte bate muy bien las yemas y agrega el azúcar alternándola con harina, hasta obtener una crema homogénea y espesa.Luego incorpora lentamente las claras y mezcla con una paleta en forma envolvente muy suavemente. En un  molde coloca papel encerado con un poco de aceite o bien papel de bolsa untado muy bien con mantequilla o aceite y procede a colocar la mezcla alli. Hornea a 180ºC por 15 minutos. Para desmoldar solo debes sacar el papel con cuidadito y este se despegará fácilmente.
Muchas personas le tienen como miedo a realizar esta deliciosa torta, pues piensan que al voltearla el desastre será inminente.El secreto está en que debe desmoldarse aun tibia y previamente haber pasado un cuchillo humedecido en agua caliente por los bordes internos del molde.


TORTA DE PIÑA VOLTEADA

1 kilo de harina de trigo leudante cernida
1 kilo de azúcar
800 gr de mantequilla
8 huevos
2 vasos de leche grandes
1 cda de esencia de vainilla
1 lata grande de piña en conserva
Para el caramelo:
2 tazas de azúcar
1 taza de agua 
! cdita. de mantequilla
Decoración:
200 gr. de cerezas marrasquino


 
En la tortera donde vas a hornear la torta, haz un caramelo con el agua y las dos tazas de azúcar adicionales.Cuando esté  listo agrega una cucharadita de mantequilla.Cubre bien los lados y el fondo de la tortera con este caramelo.Luego dispone las rodajas de piña de manera armoniosa en el fondo de la 
tortera. Ahora procede a realizar la mezcla de la siguiente manera: bate la mantequilla hasta blanquearla,luego agregua el azúcar y mezcla hasta disolverla.Agrega los huevos uno a uno.Toma la mitad de la harina y agrégala sin dejar de batir.Luego incorpora los dos vasos de leche, mezcla bien y luego la esencia de vainilla.Incorpora el resto de la harina y bate a alta velocidad por unos 8 o 10 minutos. 
Agregue la mezcla de la torta a la tartera o molde previamente preparado y lleva al horno por 1 hora a 200ºC o hasta que al introducir un palillo , éste salga seco.
Desmolde la torta aun tibia y coloca en el centro de cada rodaja de piña una cereza marrasquino.
Esta receta de mi adorada y recordadisima abuelita Elvira, un ser lleno de luz y amor,cada vez que la preparo siento como si ella estuviera diciéndome la receta al oído.

NATILLA DE MI ABUELA
1 Litro de leche
1 taza de azúcar
2 amarillas de huevo
3 cdas de maicena (maizina)
1 cdita de esencia de vainilla




Lleva al fuego 3 tazas de leche, el azúcar, las amarillas y la vainilla hasta que hierva sin dejar de batir.Agrega a la leche restante la maicena y mezcla bien, y cuando la primera preparación hierva, agrega la leche con la maicena y remueve vigorosamente, preferiblemente con paleta o cuchara de madera hasta que espese y comience a hervir esporádicamente .Coloca en moldes individuales y espolvorea canela por encima, refrigera un par horas antes de compartir. Servida junto a una galleta tipo Maria es la tradición  y espolvorearla con cacao es una opción tentadora.



Cuando horneas las tejitas sientes un aroma especial en tu casa que atrae buenas energías y buenos comensales!

TEJAS DE ALMENDRAS

1/3 Taza de azúcar
2 huevos grandes o 3 pequeños
2/3 taza de harina todo uso
1 cdita de esencia de vainilla
1 taza de almendras fileteadas
1 cda de ralladura de naranja

Bate a alta velocidad con batidora eléctrica todos los ingredientes menos las almendras, una vez que tengas una mezcla uniforme y esponjosa, agregua las almendras y bate con paleta de madera tratando de unificarlas a la mezcla suavemente. Engrasa una bandeja y enharínala ligeramente. Procede a realizar círculos dejando caer porciones de esta mezcla en la bandeja con una cucharilla para formar las tejas de mas o menos 3 cm de diámetro.Hornee a 180ºC hasta que los bordes se doren. Retira con una espátula y aun calientes ve colocandolas en el costado de unos vasos o un tubo cubierto de papel aluminio o papel encerado para que así tomen la forma de tejas.Si las tejitas se enfrían antes de darle forma,puedes colocarlas de nuevo un par de minutos en el horno y ponerlas rápidamente sobre el molde. Deja enfriar antes de envasar.Pueden durar muchísimo tiempo si las guardas en una lata de galletas o un envase bien tapado, eso es si no se las comen antes de que consigas el envase!

NOTA: puedes sustituir las almendras por coco rallado o bien mezclar coco con almendras, o bien ponerles nueces picaditas o avellanas molidas.Estas tejitas son excelentes para acompañar un café con las amigas o un chocolate caliente en esos días de frío.
Para comenzar, les presento esta receta que tiene mil y un variantes y que se distingue del Flan por los "huequitos" que apreciamos cuando lo cortamos para servirlo.


QUESILLO COLONIAL 

  • 12 huevos 
  • 4 tazas de leche preparada espesa, es decir para 4 tazas de leche 18 cdas. de leche en polvo
  • 1/2 kilo (2 tazas) de azúcar 
  • 1 cda. de esencia de vainilla 
  • La corteza rallada de medio limón (opcional)
  • Para el caramelo 
  • 1 taza de azúcar 
  • 1/4 taza de agua 
  • 2 cdtas de brandy 

Prepare primero el caramelo combinando en una olla los tres ingredientes hasta que tengan un color marrón cristalino.Apague el fuego y agreguele una cucharadita de agua helada.
Cubra bien el fondo y las paredes de una quesillera o de un envase refractario con este caramelo.

Aparte bata las yemas, agregue la leche, el azúcar y la vainilla sin dejar de batir, una vez que la mezcla sea homogénea agregue la ralladura de limón y mezcle. Luego vierta esta mezcla en la quesillera o en el envase, tape y cocine en baño de María por una hora aproximadamente, también puede colocarse directamente en el horno a una temperatura de 150º.
Deje enfriar y una vez frío desmolde con cuidado y decore con guindas y hojas de menta.








    Definitivamente, fui la niña mas feliz del mundo.Vengo de una familia tradicional, donde los buenos (y no tan buenos) momentos siempre estaban aromatizados con algo salido de los fogones de mi casa.Siempre recuerdo a mis abuelas, quienes me enseñaron mil cosas distintas, entre ellas gustos y sazones que he tratado de mantener vivos para deleite de los que me rodean.En mi afán de conocer y  preservar esas recetitas de la infancia comencé hace bastante tiempo una "caza" de recetas de postres entre mi familia, amigos y allegados.Pienso que aun me falta muchísima tela que cortar, o mas bien (y ajustado al tema que me interesa) mucha azúcar que medir, lo que me lleva a formar este blog.  Los invito a adentrarse en este mundo dulce y a participar con aquella receta que les encanta, que les recuerda un grato momento o aquella que tienes años que no degustas.Bienvenidos y recuerden que nada mejor para cerrar con broche de oro una ocasión especial que un postre y como decía el genial Groucho Marx  "El mejor banquete del mundo no merece ser degustado a menos que se tenga alguien para compartirlo"