martes, 22 de enero de 2013

El coco y la piña se unieron para dar ese sabor tan tropical, tan caribeño, que nos caracteriza.Podemos encontrar esta conserva en muchas confiterias  caraqueñas, pero nunca con ese toque que solo un fogon casero puede dar.Un consejo: sustituye el agua del caramelo por agua de coco natural, lo que acentúa el sabor y lo hace simplemente inolvidable.


CONSERVA DE COCO Y PIÑA


2 cocos grandes ( la parte blanca de adentro)
1 kg de azúcar
1 taza de agua
1 panela de papelón
1 kg de piña rallada


Se monta el azúcar en un recipiente a fuego lento con 1 taza de azucar y se bate hasta que el azúcar se disuelva y se convierta en caramelo o como decimos en criollo "melao".Luego le agregamos el papelón rallado, el coco rallado y se mezcla bien. Después se añade la piña rallada y se deja durante veinticinco minutos exactos. Al transcurrir ese tiempo, se introduce la paleta y al sacarla si se pega el dulce, es porque está en su punto. Esta mezcla se extiende en una bandeja y se deja enfriar, luego se pica en cuadritos. Se conserva muy bien si colocamos los cuadritos de dulce en capacillos pequeños y los guardamos en una lata.

No hay comentarios:

Publicar un comentario