lunes, 15 de septiembre de 2014

Por mil motivos diferentes no habia actualizado el blog, pero hoy vengo cargada de cosas buenas para compartir.
Empezamos con este postre colonial que evoca en su sabor al arequipe.Mi bisabuela me decía que no salia bien si no se hacia con leche fresca,recién ordeñada y hervida...Los tiempos modernos indican que queda delicioso con leche en polvo preparada un poco espesa. Hay quienes les gusta comerlo tibio recien hecho, yo lo acompaño con helado de mantecado y barquillas.



Dulce de leche cortada

2 huevos
1 ½ litro de leche
1 Kg. de azúcar
   El jugo de un limón verde grande
1 astilla de canela
1 toquecito de ron
1 toquecito de vainilla



Primero lleve al fuego la leche con la astilla de canela, cuando esté tibia agregue el jugo de limón y el azúcar, no lo remueva hasta que por efecto del jugo de limón la mezcla se corte en grandes grumos. Aparte bata los huevos muy bien y viértalos lentamente a la leche, una con un batidor. Cuando se forme una especie de almibar grueso agregue el ron y la vainilla, deje cocinar hasta que este espesito, vierta en un molde y cuando este frío refrigere.

Nota: En algunos hogares le agregan pasitas, para esta receta, si asi lo desea, agregue unos 100 gr. de pasitas

No hay comentarios:

Publicar un comentario